jueves, 29 de junio de 2017

San Juan Bautista

Etimológicamente significa “Dios es misericordia”. Nos encontramos hoy con una de las fiestas más populares en el calendario cristiano. Son millones las personas que llevan este nombre. Juan marca el paso entre el Antiguo y Nuevo Testamento. Su vida y su historia está recogida en los Evangelios. Basta que los leas para que te des cuenta de su gran personalidad y de todo lo que representa en la vida de Cristo y de la iglesia naciente. No obstante, como no tendrás mucho tiempo para leer, te sintetizo a este personaje tan importante en el Nuevo Testamento. Fue el profeta enviado milagrosamente por Dios para preparar al pueblo a la venida de Jesús, el Mesías. Sus padres eran ya muy ancianos. Unos ochenta años. Pero no habían podido tener hijos. Pero como para Dios todo es posible, les envió un ángel anunciándoles que Isabel concebiría en su vientre un hijo a pesar de su vejez. Y así sucedió. La Virgen María fue a visitarla cuando llevaba ya seis meses embarazada. Y al verla, el niño Juan saltó de alegría en su vientre. Juan era pariente de Jesús y y sólo unos meses mayor que él. Vivió en el desierto de Judá hasta que Dios le llamó a ser profeta. Las gentes iban a escuchar su predicación vigorosa y entusiasta. La idea central de su mensaje era:"Convertíos de vuestros pecados y bautizaros. Dios os perdonará". Se sintió turbado cuando vio a Jesús que iba a bautizarse aunque no tenía pecado. Lo hizo para mostrar su obediencia a Dios. Debido a los “cumplidores”, lo trataron mal. Tan mal que lo encarcelaron por decir la verdad cruda y desnuda al rey Herodes. Estando en la cárcel envió a sus discípulos para que preguntaran a Jesús si era de verdad el Mesías que todo el mundo sencillo aguardaba. Y Jesús les dijo:<


lo próximo:
03/07/2017: ESCUELA de VERANO
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad